¿Depresión Posparto?

(Imagen de cabecera: MdeMamá)
Cada mujer va a tener vivencias únicas ante el hecho de tener un hijo. Con lo cual no podemos hablar de “depresión posparto” sino de estados particulares de cada mujer.
Las  alteraciones que cada mujer pueda sufrir en el embarazo i posparto se tendrán que considerar desde una perspectiva biopsicosocial e individual. Ello significa que deberemos considerar los elementos biológicos, psicológicos y sociales en juego y ello va a ser único en cada mujer, aunque los síntomas se parezcan mucho.
Algunas madres no entienden que les esta  pasando y creen que son “malas madres”.
 
Durante el embarazo y en el posparto, se dan en la madre una gran variedad de emociones que pueden transitar desde la alegría total hasta la ansiedad, tristeza y preocupación, dándose una combinación de ambos estados.
Se ha especulado que ciertos estado de tristeza o abatimiento en el posparto puede tener un origen de tipo bioquímico: desajuste hormonal , desajuste en los neurotransmisores del sistema nervioso, o incluso podría tener un origen genético. Si bien hay que considerar los desajustes hormonales que se producen en estos periodos, los estudios realizados no han  aportado resultados significativos que puedan dar respuestas por si solo a estos estados emocionales.
Hay que señalar que el posparto supone  un cambio y todo cambio supone un cierto grado de duelo, que podriamos llamarlo tambien reajuste, adaptación, mudanza. En todo cambio hay una perdida de la situación anterior (tristeza) y una ganancia (alegria), de ello que se presente con frecuencia una basculación del estado de animo entre la alegria y la tristeza.
El primer hijo especialmente,  supone un cambio subjetivo importante, es una circunstancia crítica por ser una transformación que cambia a la mujer; convertirse en madre y dejar de ser hija, cambia la pareja, la familia.  Eso implica una adaptación que en algunos casos será más difícil que lograr que en otros y que cada mujer asumirá con las herramientas que disponga (biopsicosociales).
          ESTADOS DE TRISTEZA
Algunas mujeres presentan  estados de tristeza, o como se ha dado a llamar  recientemente “transtorno de animo de los dias azul celeste”(baby blues). En el postparto, lloran, se sienten débiles y a veces se pueden presentar episodios de  ansiedad. EntenDemos este estado como consecuencia de  un proceso de adaptación a la nueva situación.
 Ese estado se presenta en un 80% de las mujeres y se resuelve por si  mismo y sin problemas, especialmente si  la mujer puede entenderlo como algo natural, como un periodo de ajuste y no sentirse culpable por ello. El poder subjetivar la emoción y convertirla en sentimiento,  junto con un grado de apoyo suele ser suficiente para superar esta crisis necesaria. inherente a un momento de mucha confusión, reacomodamiento, cansancio, especialmente en madres primerizas.
          ESTADOS DEPRESIVOS
Si la  sensación de tristeza se alarga  y se producen otros desordenes: insomnio, trastornos   alimentarios, estados de agitación , ansiedad, dificultades para ocuparse del bebe…..podremos pensar que nos encontramos  ante un estado depresivo que requerirá posiblemente tratamiento psicológico y/o medico.  Es estado depresivo puede surgir varios meses después el parto.
          PSICOSIS-PUERPERAL
En raras ocasiones (1 de 500) el estado depresivo puede alcanzar síntomas graves: tendencias suicidas,  alucinaciones, pensamientos de hacerse daño a si misma o al bebé,  es posible que estemos ante un caso de psicosis puerperal. Esto es una enfermedad muy grave y  ello va a requerir tratamiento medico/psicológico y en algunos casos hospitalización.
          FACTORES PREDISPONENTES A SUFRIR ALTERACIONES POSPARTO
Que existan mayores o menores complicaciones posparto puede estar relacionado con  múltiples causas:
. factores psicológicos: falta de deseo de tener un hijo, problemas psicológicos previos: falta de autoestima, excesiva exigencia….
. factores sociales: falta de apoyo familiar o de pareja ,el peso del mandato social que dice que el nacimiento de un hijo debe ser el momento mas feliz de la madre, dificultades económicas….
. factores biológicos: incluyen los trastornos hormonales propios, parto difícil, un embarazo peligroso,  problemas psiquiátricos  previos,  un   historial depresivo con antecedentes familiares.
Estas son algunas de las posibles  razones  pero nunca explicará las razones únicas, particulares  e individuales de cada mujer ante algo tan importante en su vida que es dar luz a una nueva vida.
          MEDIDAS PREVENTIVAS:
Para prevenir una depresión puerperal podemos adoptar diferentes medidas: preparación de la futura madre y de la pareja a través de cursos y talleres, información clara y precisa sobre el embarazo y puerperio, trabajo de elaboración emocional y controles periódicos profesionales-   
          APORTACIONES PSICONALÍTICAS:
La teoría psicoanalítica plantea al sujeto como un sujeto del deseo, ello significa que estamos en “falta” y es esa “falta” la  que nos llevará a  desear: enamorarnos,  tener un hijo o a escribir un libro .Son estados que suelen  acompañarse de sentimientos de  alegría y a veces de euforia.
Generalmente el  embarazo va a ir acompañado de  vivencias de omnipotencia y plenitud intensa,  porque es capaz de dar vida, es capaz de crear.
Por un lado se  puede favorecer un cuadro depresivo cuando las fantasías que se ha creado la mujer ante el hecho de tener un hijo, chocan luego con la realidad. Entre fantasía y realidad puede mediar un abismo.
Por otro lado es esperable que después del parto se instale  una ligera depresión, ya que la vivencia de que el hijo que está adentro es parte del propio cuerpo completa algo de lo incompleto que tiene todo ser humano. Y esta fascinante ilusión se quiebra necesariamente en el nacimiento. Para la madre no preparada,  puede ser crítico de aceptar es que este niño es otro y no parte de ella misma.
          PARA CONCLUIR
         No existen madres perfectas, solo existen buenas madres.

4 Comments

  1. marta

    Em sembla un tema molt interesant per estrenar el blog!!!!
    M'ha encantat l'última frase, la conclusió!
    No existen madres perfectas, solo existen buenas madres! és tan certa!!! a més suposo que no ha de ser "fàcil" ser mare, canviar de cop tantes prioritats, responsabilitats.
    Això potser és una mica "salvatge" però sempre he pensat k haurien d fer algun examen per deixar-te tenir un fill 😉

  2. nuria

    Felicitats Isabel !!
    Crec que es molt bona iniciativa, sobretot perquè esta escrit d'una manera molt clara i Esta clar que es un periode de molt canvis però sobretot implica acceptar que la Perfecció no existeix tant i com s'ens ven…i més quan et veus fent o dient als teus fills allò que més vas odiar que et deia la teva mare… i quan ho dius t'anadones….
    …Isabel espero el seguent!!

  3. Dídac García

    Molt tema inicial. Es curios veure com has evolucionat del 1r al 2n post. El primer es mes clinic i el segon mes reflexiu. M'agraden les dues vessants del blog. He de dir que el tema de la maternitat m'ha semlat molt interessant, inclus els homes hauriemde tenir aquests coneixements.

  4. Isabel Cavallé Miranda

    No ha estat casualitat començar amb aquest tema, una periodista, be una estudiant de periodisme em va entrevistar i ja que hi estave posada vaig aprofitar l'empenta.

Deixa un comentari