“Madre e hijo” Una lectura de la corrupción

El largometraje de Calin Peter Netzer es una mirada, un cara a cara con el incesto y  la corrupción, como nuevo modelo social en el espacio privado y público.

En el  espacio particular encontramos el Incesto. Entendiendo como Incesto,  a esa relación pasional de una  madre  con su hijo. Madre que lejos de amar al hijo y ayudarlo a volar, lo usa. Lo usa como su falo. Falo como término que designaría al objeto capaz de saturar la falta y en consecuencia el deseo.

Cornelia,  la madre, se siente amargada por el hecho de que su hijo haya intentado cortar el cordón umbilical, acto necesario para que  Barbu deje de ser un objeto para  su madre y así poder ser un hombre para una mujer. Pero ese intento llega demasiado tarde, la fiera ya había herido de muerte a su presa.

El padre de Barbu, es un sujeto patético, incapaz de ponerle un limite a esa mujer.

Esa madre ocupa siempre el centro de la mirada, todos los demás personajes son meros accesorios, satélites sumisos y cobardes que giran a su alrededor.

En ese intento de  separarse de su madre y convertirse en un “hombre” , Barbu fracasa, es otro sujeto patético incapaz de sostener una posición. Barbu, entra en pánico ante la posibilidad de ser padre, función que no puede sostener al igual que su propio padre y todo ello aderezado con un delirio narcisista hipocondríaco.

La Función paterna, es eso, simplemente una función (f), un significante que impone un límite.Cuando la Ley opera, opera el límite.

Ese hijo se excede, sobrepasa los límites y en consecuencia produce un acto: el homicidio de un joven.

Ese homicidio se sitúa a un doble nivel:

–        Privado, un joven de 14 años muere. Ese joven es una representación de él mismo?

–        La muerte de ese joven debe ser castigada en lo público. Si el padre imaginario de Burbu no opera, deberá operar La Ley, supuestamente encarnada en la policía , la justicia y en especial en aquello que se llama ética, ética del no todo.

Los sobornos y  las manipulaciones perversas acaban por ganar la partida, escamotea la Ley, devolviéndose así el hijo < muerto> a los brazos de la madre.

Lúcido film  que nos muestra sin velos, el estado de corrupción generalizada en el que vivimos.

Deja un comentario